La importancia de comprar bien

Son muchas las empresas que destinan numerosos recursos a fortalecer sus departamentos de compras. Esto resulta extremadamente importante para aumentar las ventas de sus productos y servicios de forma satisfactoria. Este departamento debe de apostar por una línea de actuación clara, que permita a los clientes de la empresa tener acceso a los mejores productos, garantizándoles la confianza, calidad y encontrado el aspecto diferenciador. Resaltar respecto a la competencia es primordial y para ello hay que saber comprar.

En la creencia popular siempre ronda la premisa de que cuánto más barato se compre mayor será el margen de beneficio y más se podrá vender. Pero lo cierto es que esto se aleja muchísimo de la realidad. A los proveedores hay que cuidarlos, por ello ofrecerles un tratamiento adecuado, como haríamos con los clientes, en un punto importante a nuestro favor.

Pero, ¿cómo puedo comprar mejor? Y, lo más importante ¿cómo afectará esto a mis ventas? La respuesta es sencilla. Hoy en día podemos acogernos a infinidad de técnicas que, a través de una compra sensata y coherente, nos van a garantizar un aumento en las ventas y, obviamente, en los beneficios. La satisfacción del cliente final es un plus que nos posicionará como un referente del sector. De hecho, este tipo de acciones, que garantizan la fidelidad, son ideales para aumentar las ventas e incrementar la clientela.

Claves en las compras que aumentan las ventas

  • Teniendo en cuenta que en el mundo empresarial casi todo gira en torno a las ventas, hay que dar una vuelta de tuerca y plantearse seriamente cómo se pueden mejorar esas ventas. En estos casos, los responsables de los departamentos de compras tienen la sartén por el mango. Su trato directo con proveedores es extremadamente beneficioso para obtener productos que destaquen, ya sea por su precio, por su calidad o por la innovación.
  • Las compras de una empresa no pueden regirse, únicamente, por el factor económico. Eso de comprar más barato que nadie puede conllevar un error importante. La confianza que nos muestra el proveedor es primordial, pero la calidad de los productos, el servicio postventa y la originalidad también son aspectos que deben de tenerse en cuenta por parte del departamento encargado de las compras. Por lo tanto, no solo es necesario prestar atención al precio ya que las ventas aumentarán cuando entran en juego varios factores.
  • El dicho de “lo barato a veces sale caro” es totalmente cierto y debe de ser aplicado también en el mundo empresarial. Para vender a lo grande hay que pensar a lo grande y esto conlleva la necesidad de establecer una estrategia de compras novedosa y positiva.
  • Apostar en todo momento por los valores que ofrece la empresa al cliente final y no perderlos de vista es esencial. Esto implica que haya que comprar teniendo en cuenta al cliente en todo momento. Además, los proveedores deben de trabajar cómodos con nosotros. Por lo que dedicarles el tiempo que merecen y negociar debidamente con ellos forma parte del proceso.
  • El departamento de compras debe de tener cierta autonomía, evitando presionar a los profesionales para que consigan los precios más baratos, aunque esto conlleve la pérdida de calidad. Para comprar bien hay que conocer a todos los proveedores posibles. De esta forma es mucho más fácil encontrar productos que destacan por su innovación y calidad.
  • Por último, el cumplimiento de los pagos hará que los proveedores mantengan su confianza en nuestra empresa. Esta es la mejor forma de lograr descuentos y promociones. Nadie quiere perder a un buen pagador, por ello harán lo que esté en su mano para satisfacerles.

En nuestro curso «Comprar Mejor para Vendar Más” ponemos a tu disposición todas las claves para aprender a gestionar las compras de tu negocio con el fin de aumentar las ventas y la confianza de tus clientes. Con esta formación contarás con las pautas para que tu empresa se convierta en un referente en su sector.

Curso Comprar Mejor

La clave para vender más